EFICIENCIA ENERGÉTICA

La eficiencia energética, es decir, el uso eficiente de la energía, consiste en la reducción de la cantidad de energía requerida para proporcionar productos y servicios. En otras palabras, se basa en no usar más energía que la que se necesita para desarrollar una actividad de forma óptima, y así no causar un gasto energético innecesario, por lo que también es conocida como ahorro energético. Como podéis ver, por eso es tan importante para nosotros, ya que, en resumen, una apuesta por la eficiencia energética conlleva enormes ventajas, tanto para nosotros como para el planeta.


Para nosotros, que vivimos en un mundo en el que la energía eléctrica forma parte indispensable de nuestras vidas, de nuestros hogares, de nuestros trabajos, no es de extrañar que aplicar medidas eficientes nos suponga un importante ahorro económico. Es simple, una mayor eficiencia energética conlleva un consumo menor de electricidad, y una disminución del consumo eléctrico se refleja en nuestra factura, y por ende, en nuestra cartera. 


¿Y qué más forma parte de nuestras vidas? La respuesta es sencilla, el mismo planeta sobre el que vivimos, hemos vivido y viviremos, y el medio ambiente y la naturaleza que lo hacen único, habitable y hermoso. Y éste necesita, más que nunca, que le demos a la eficiencia energética la importancia que se merece. Y no solo lo decimos nosotros. La eficiencia energética es considerada, junto con las energías renovables, uno de los dos pilares de la energía sostenible, por numerosos científicos e ingenieros [1]. 


La AIE (o IEA en inglés), la Agencia Internacional de la Energía, institución referente mundial en términos energéticos, calcula que la implementación de medidas de eficiencia energética en hogares, edificios, procesos industriales y transportes podría reducir hasta en un tercio las necesidades energéticas a nivel global, además de ayudar a controlar las emisiones de gases de efecto invernadero [2]


Una de las formas más económicas y sencillas de apostar por la eficiencia energética en la actualidad, es el uso de la iluminación LED. En general, las fuentes de iluminación LED consumen menos energía, contaminan menos, necesitan una potencia menor para emitir más luz y duran más que los otros tipos de iluminación tradicionales: fluorescentes, halógenos e incandescentes (o de filamento). Esto se puede apreciar en la escala de la eficiencia energética de bombillas y lámparas, que ha sido elaborada por la Comisión Europea regulada por el Reglamento (UE) 2017/1369 del Parlamento Europeo, para ser empleada en el etiquetado de productos energéticos en los países miembros de la Unión Europea.



En esta escala el consumo se mide en KWh consumidos en un período de 1000 horas, siendo considerado un consumo de un 100% el de las bombillas incandescentes más comunes en la época. Por lo tanto, podemos ver como la iluminación LED supone un ahorro en el consumo energético de:


  • hasta un 33% con respecto a las fluorescentes


  • entre un 33%-75% respecto a las halógenas,


  • más de un 75% respecto a las incandescentes tradicionales.

 

Aquí os dejamos algunos consejos y medidas que se pueden tomar, tanto cotidianamente como a largo plazo, para una mejor eficiencia energética en tu hogar, edificio, empresa, etc.:


  • apagar las luces y equipos eléctricos cuando dejes de necesitarlos o usarlos.
  • sustituir las fuentes de iluminación convencionales (incandescentes, halógenos, fluorescentes) por iluminación LED. Si estás interesado, no olvides pasarte por nuestras secciones de ofertas y catálogos, en los que podrás disfrutar de una amplia gama de los mejores productos LED.
  • bajar la temperatura máxima para el agua caliente en calentadores y calderas eléctricas.
  • controlar que la potencia contratada de tu hogar o comunidad de vecinos se ajuste a tus necesidades. Si necesitas asesoramiento con esto, contacta con nosotros.
  • implantar en los rellanos y garajes de tu edificio fuentes de iluminación con sensores de presencia, para que no estén encendidas más de lo necesario. Si estás interesado en su instalación, contacta aquí con nosotros sin compromiso y pídenos presupuesto.

En REPSUS ofrecemos un servicio de consultoría energética mediante el cuál te ayudamos a conseguir mejoras en la eficiencia energética de tu hogar, local, empresa, comunidad de vecinos, etc.  Si estás interesado en él, contacta aquí con nosotros, sin ningún compromiso. Y si quieres más información, échale un vistazo aquí.